Así nació el euroescepticismo británico

Fecha publicación: 2015-09-26

Si hoy los conservadores británicos son los adalides del euroescepticismo y quieren convocar un referéndum mientras los laboristas o estados como Francia se oponen, hace menos de sesenta años fueron los laboristas los que lo convocaron, los conservadores los que hicieron más campaña por Europa y Francia la que vetó hasta dos veces el ingreso de Reino Unido en el proyecto comunitario. ¿Cómo se dieron aquellas circunstancias?

 

Todo comenzó con la ‘crisis del Canal de Suez’ que desató la invasión de Egipto por parte de Israel con el apoyo de París y Londres en 1956. Estados Unidos y la Unión Soviética forzaron la retirada de las viejas potencias coloniales y sus aliados judíos, y confirmaron de paso los peores temores de los inquilinos del número diez de Downing Street: Washington no siempre los apoyaría, la relación especial que los unía no era una fe ciega y la fabulosa capacidad de seducción de Churchill no hubiera sido tal sin la amenaza de Hitler. Había que buscar nuevos amigos más allá del Canal de la Mancha para que el vertiginoso desplome del Imperio Británico no los condenase a la irrelevancia. 



(Si no encuentras la revista y ya no está en el kiosco, puedes pedirme una copia privada para seguir leyéndolo).